Numerosos fieles y amigos asistieron a la misa del décimo aniversario de la ordenación del sacerdote rondeño Salvador Aguilera

Tuvo lugar en la colegiata de Santa María la Mayor, que se llenó de fieles y de amigos. Actualmente se encuentra destinado en el Vaticano

DIARIO RONDA

Numerosos fieles y amigos participaron este pasado viernes por la tarde en la misa que ofreció el reverendo rondeño Salvador Aguilera López con motivo de acción de gracias al cumplirse el décimo aniversario de su ordenación sacerdotal

Salvador Aguilera, que fue ordenado sacerdote en 2007 en Toledo, ha desempeñado su ministerio sacerdotal en la Archidiócesis de Toledo y, desde hace cuatro años, en el Vaticano como oficial de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Tras su ordenación estuvo destinado en Seseña y Calypo. En el primero, situado cerca de Aranjuez, estuvo como vicario parroquial durante dos años. En el segundo, una urbanización de Casarrubios del Monte (Toledo), fue párroco y estuvo durante dos años y medio. Todos esos años compaginó la tarea pastoral con la académica, llegando a licenciarse en Teología Litúrgica en la Universidad Eclesiástica san Dámaso de Madrid.

Actualmente está destinado en el Vaticano, en Roma, donde trabaja en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

En la misa del décimo aniversario, estuvo arropado por numerosos sacerdotes rondeños y de la zona, y la eucaristía contó con la actuación del Coro Los Heraldos del Evangelio. También al finalizar la misa, en la plaza Pedro Pérez Clotet, actuaron los Coros y Danzas de la Asociación Cultural Abul Beka, con los que mantiene una estrecha relación.

Ofrenda a la Patrona, la Virgen de la Paz

Salvador Aguilera, quien también mantiene una devoción especial hacia la Patrona de Ronda, la Virgen de la Paz, le hizo entrega de un broche de plata bañado en oro, con el nombre de paz en hebreo, ‘Shalom’, obra del orfebre malagueño, Adán Jaime.

Obsequio del sacerdote a la Patrona.
Obsequio del sacerdote a la Patrona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba